Lo del veterinario de urgencias en Madrid viene de un fin de semana que fui a visitar a mi cuñado que vive en esa ciudad del demonio que a su vez es la capital de España.

Como se puede apreciar yo que vivo en Valladolid muy tranquilo, me gusta para nada acudir a ciudades tan grandes. El tráfico, las prisas, y el stress no son para mí.

Los mejores y los peores veterinarios de urgencia están aquí, seguro

Como no puede ser de otra manera siempre vamos a los sitios con nuestra mascota, mi perro no deja de ser un miembro más de la familia. Como el pobre ya va para mayor, es que de vez en cuando le den algunos achaques, pero me habían sido de importancia.

Así que como cuando estábamos terminando de cenar con mis cuñados, nos dimos cuenta de qué el pobre Gengi estaba demasiado inmóvil y respiraba de manera irregular, así que nada después de darnos un buen susto, recuperamos la calma y empezamos a buscar con el móvil un veterinario de urgencias que estuvieses cerca de de la casa de mi cuñado.

Veterinario de urgencias en Madrid

Cuando llamas de urgencias hay unas diferencias enormes de precio

Llamamos al primer anuncio que vimos y le expusimos telefónicamente los síntomas que tenía mi perro al veterinario que nos cogió el teléfono, evidentemente nos dijo que llevásemos cuanto antes al animal y como nunca nos hemos visto en una situación similar ni corto ni perezoso le pregunto qué a cuánto no saldrá la consulta. La verdad es que esperaba que fuese caro pero cuando me dijo que sólo por la consulta serían 80 € me pareció un precio desorbitado, así que llame al siguiente anuncio, esta vez resignado a pagar lo que me pidieran si los precios eran similares.

Mi sorpresa llegó cuando el segundo veterinario el te llame, después de lo que le pasaba a mi perro, indicó que le llevase a la consulta pero esta vez al preguntarle el precio de dicha consulta me dijo que su coste era de 45 €.

Conclusión: Compara un poco si tienes una urgencia en Madrid con tu perro

No quise llamar a más sitios ya que ahorrar casi la mitad en solo una llamada me parece suficiente y la verdad es que estaba demasiado preocupado por mi mascota. Así que, de que hice fue buscar en Internet las opiniones de otros clientes de esa clínica veterinaria para saber cuál era su opinión respecto al servicio ya los precios. Hice esto por eso de que lo barato sale caro a veces, pero esa fue aún mayor cuando vi que la mayor parte de las opiniones que había de la clínica eran muy positivas.

Así que con esta información en la mano salimos como un misil hacia la consulta del veterinario, quién la verdad es que trato con mucho cariño a mi Gengi, hasta el punto que si no fuera por lo lejos que pilla Madrid lo llevaría siempre a este veterinario, porque precios son casi la mitad que en Valladolid.

Así que la moraleja de esta historia, es que en una situación similar no puedes comparar demasiado porque le puede salir caro a tu mascota, pero puedes ahorrar con tan solo un par de llamadas, al menos de Madrid ya que en mi ciudad no hay tanto oferta.

Después encontré una web donde dan consejos para elegir un veterinario de urgencias en Madrid, tampoco es que sea la panacea, pero ayuda a los novatos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *