No suelo frecuentar los restaurantes, y mucho menos cuando la manduca viene de Oriente. Pero en este caso, quedamos con unos amigos en una de esas franquicias de restaurantes Japoneses llamada Nippon. Llevaban hablándome maravillas de este sitio y fui con la mosca tras la oreja….

Comida de franquica de restaurantes.... apetecible

El hecho cierto es que cuando nada más entrar ves la decoración en plan “fashion” y los nombres de los platos, ya sabíamos que nos van a arrear en la cuenta. En fin, no queda más remedio que relajarse y esperar a que la comida valga el precio pagado.

Pedimos un menú degustación, de esos que traen un poco de todo y mucho de nada, y he de confesar que exceptuando una especie de gambas rebozadas (De cuyo nombre Japonés no puedo acordarme) el resto estaba delicioso. Mención especial al tartar de atún rojo y el sushi, que mucha gente lo ha comido pero nunca tan bueno como este.

Mi mujer, que es bastante menos tradicional que yo para esto de comer, me hizo probar un arroz con jengibre que me sorprendió realmente, porque para un amante confeso del arroz como yo, mezclarlo con este ingrediente es novedoso y una combinación muy acertada.

La verdad es que salimos a 35€ por barba (Que con vino tampoco es lo que esperaba) y, eso sí, para los tragones como yo quedarán satisfechos pero no llenos. Si todas las franquicias de restaurantes tuviesen un producto de calidad y fuesen capaces de sorprenderme (Favorablemente, claro) seguramente los visitaría más a menudo.

Para el que quiera darse un homenaje, el restaurante se llama Nippon. Si tienes uno en tu ciudad y no te importa gastarte un poquito más, pruébalo.

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 9.0/10 (1 vote cast)